martes, 28 de octubre de 2014

TIP DE ATADO 1: CORCHOS

Cuando terminamos de hacer una mosca y necesitamos que seque el pegante de la cabeza, muchas veces no encontramos en dónde ponerla en la posición adecuada para que no se dañe.

Una buena opción es una base de corcho ya que la mosca se puede poner en ella en muchas posiciones distintas y queda firme.


La mejor solución es amarrar tres corchos de vino con cualquier cuerda delgada como se ve en la imágen, que queden bien apretados. La forma de esta base es suficientemente estable como para ponerle varias moscas sin importar el tamaño de éstas. De otra parte, el corcho no afecta el filo del anzuelo que se clava en él.


SOLTEMOS NUESTRAS CAPTURAS...!!

© Carlos R. Heinsohn – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos

viernes, 6 de junio de 2014

DONDE ESTAN LAS TRUCHAS??


Esta es la mosca! Con esta es que es! Pasa el tiempo y lanzamos y lanzamos, recogemos y recogemos, nada, cambiamos de mosca, cambiamos otra vez, cambiamos de nuevo, se nos agota la paciencia, ponemos otra y no pasan tres lances y ya no le tenemos fé, pasamos un buen rato mirando la caja, mirando que otra cosa ponemos y escogemos alguna otra mosca a la que no le creemos de a mucho y así y así, solo esperamos un pique un algo… 

Una de las cosas que nos preguntamos una y otra vez sobre todo cuando no tenemos piques, no vemos actividad en el agua y pasamos todo un día en blanco es el inevitable pero y que pasa? Donde están las truchas?? Que estoy haciendo mal, que será lo que están comiendo? Mil preguntas que no podemos responder, se nos acaba el día y nos fuimos sin un pique, cansados, confundidos, en fin.

 La pesca de la trucha es así! Difícil, por eso es que sigue siendo una de las pescas más apreciadas en el mundo entero.


Todos nos hemos blanqueado y nos seguiremos blanqueando, ojalá no mucho pero va a suceder inevitablemente. Muchas veces nuestro compañero de pesca hace una pesca increíble y uno no ve una sola peca. Ni idea porqué. Esa es la pesca.
Yo sinceramente me voy contento con un solo pique, a veces ni eso y he aprendido a gozarme el día así no vea una trucha, finalmente estamos en el agua, lejos de la ciudad, de la rutina y eso de por sí ya es ganancia.

Donde pescar?

Nuestra pesca de trucha es básicamente de aguas quietas, represas, lagos o lagunas. Hablamos de mucha agua generalmente y puede ser un poco confuso el sitio a escoger para pescar, un rio es más fácil de leer pero pues no nos digamos mentiras, estamos buscando LA trucha!!

Así que; y sin decir nada nuevo, tenemos 4 sitios en donde muy seguramente habrá truchas:



Zonas litorales.
Estas son zonas muy productivas por su poca profundidad, generalmente van descendiendo progresivamente hasta hacerse más profundas o encontrar un quiebre con una mayor profundidad, lo que en inglés se conoce como un “drop down”. Son zonas que reciben mucha luz, lo cual las enriquece haciéndolas sitios de peregrinación obligada para microorganismos (plancton y fitoplancton), insectos, crustáceos, peces y claramente truchas en busca de comida.


Estructuras.
La pesca se basa en encontrar los peces en sitios que les ofrezcan refugio, seguridad y comida.  Pescar cerca de troncos, paleras y/o rocas es una gran opción, incluso los embarcaderos con timbos fllotantes les ofrecen el combo completo, todos estos sitios mantienen otras especies que son presas y que al mismo tiempo buscan refugio, una trucha que se sienta segura en su escondite, sale a emboscar para regresar rápidamente a la seguridad de las piedras, paleras o árboles sumergidos. También es una buena opción para pescar cuando el agua está como un espejo.



Colchones de matas.
Estas podrían estar en estructuras pero se ganan su propio lugar por ser el mejor sitio para encontrar truchas. Las plantas acuáticas ofrecen, refugio y comida. Son por si mismas un ecosistema gigantesco en el que todos los organismos viven, se alimentan, se esconden, se reproducen etc.. Están presentes a distintas profundidades y le permiten a las truchas viajar a travez de ellas por entre corredores perfectamente protegidos, llenos de posibilidades de alimentación. Es como un supermercado!



Entradas de agua.
Cualquier río, quebrada, riachuelo o incluso aguas subterraneas, que entren al lago o laguna, llevan consigo un recambio que ofrece una temperatura distinta y una corriente que lleva consigo comida, ya sean detritos, larvas, insectos, peces pequeños como guapuchas y alevinos o cualquier cosa que atraiga los anteriores y de paso truchas más grandes buscando comida.

Partamos de un hecho, las truchas siempre están buscando comida, todos los peces están buscando comida, es como ir a la oficina, se despiertan y salen de sus zonas seguras a las orillas y matas a buscar que comer y si las condiciones están perfectas se mantienen haciéndolo todo el día hasta que se van a dormir para repetir al siguiente día por el resto de sus vidas. Algo que tenemos muy en común con ellas.
No debería ser tan difícil pescarlas ya que no vemos porque van a rechazar una mosca que se ve perfectamente sabrosa en el agua y con el apetito que mantienen no deberían dudarlo un segundo pero pues….



Hay otros 4 factores que definitivamente evitan que las truchas coman y prefieran mantenerse quietas en zonas profundas. Esto también nos sirve para determinar si pescamos o no y si lo hacemos sin éxito alguno tener una explicación y una disculpa para sustentar la blanqueada.

Subidas o bajadas súbitas del nivel del agua.
Los cambios bruscos en los niveles desequilibran los organismos que viven en estas aguas, esto los hace mantenerse inactivos por un tiempo mientras se adaptan a los cambios. Cuando hay una subida del nivel y se inundan zonas secas, también hay una oferta extra de comida por la cantidad de lombrices, gusanos, insectos y larvas terrestres que inevitáblemente mueren ahogadas y la cantidad de capa orgánica que se pudre bajo el agua. Hay cambios de ph en estas zonas y si el lago o laguna es pequeña puede escasear el oxígeno por el proceso de pudrición. Aun así y después de un tiempo en el que se mantiene ese nivel todo se activa por la productividad que todo esto crea y eso significa comida!
Si se baja rápidamente pasa lo mismo, todos los organismos van a esperar a adaptarse a los cambios del medio para activarse una vez se equilibren. Cuando las aguas bajan es más fácil encontrar los parches de matas y las estructuras, si esto se mantiene la pesca debe mejorar increíblemente.

Cambios súbitos en la temperatura
Como en todo hay corrientes tanto de vientos como de agua que pueden bajar o subir la temperatura rápidamente. Cuando esto pasa las truchas y demás organismos deben adaptarse a las nuevas condiciones. Simple, si sentimos frio tenemos la necesidad de buscar una chaqueta o algo que nos caliente, si sentimos mucho calor buscamos algo que nos enfríe. Esto toma tiempo mientras conseguimos sentirnos cómodos. Lo mismo pasa con las truchas.

Baja presión barométrica o atmosférica
Esto está relacionado con el clima y las bajas temperaturas, cuando la presión desciende demasiado, los peces bajan a zonas profundas y se quedan totalmente inactivos, esto puede durar unas horas y no solo lo van a sentir ellas, nosotros también lo vamos a sufrir. Algunos dicen que esta presión de atmosferas no influye en los peces, muchos otros dicen que si! Lo que si es seguro es que es un buen momento para parar, tomar algo caliente y esperar que el día se ponga más generoso.

Luna llena
No lo entiendo, no sé que es lo que pasa, pero definitivamente la pesca de trucha es pésima en esos días. Hay mil teorías; que comen demasiado, que no comen o que tantas horas de luz las desorienta y tienen poco tiempo de sueño, no lo sé…. Yo personalmente evito ir desde 3 a 5 días antes de la luna llena y 5 días después de la luna menguante. No me importa si las tablas solunares dicen que hay una super pesca, Yo no les presto mucha atención. Las blanqueadas que me he pegado han sido monumentales. Esto es más de "feeling" o no?
Así que básicamente tengo 15 días de posible buena pesca en el mes.



Pero y entonces?

Si las condiciones anteriores no aplican muy seguramente tenemos posibilidades de tener pique. 

Lo ideal es que halla un clima con temperaturas que si bién cambian de la mañana a la tarde lo hagan progresivamente, un día con poco sol, un día toldado con bastantes nubes y una buena brisa que mueva el agua. 

El “agua rizada”  o el agua con olas pequeñas producto de vientos leves o medios es buenísima, las truchas se sienten protegidas por el agua en movimiento que de paso es oxigenada por el oleaje. Las truchas se vuelven invisibles a posibles predadores aéreos (acá no hay predadores como águilas, la trucha no es de acá. Aun así vienen con el chip instalado).
Cuando el agua está como un espejo quedan al descubierto y cualquier cosa las pone a correr.
En el caso de vientos fuertes podemos sufrir un poco con el lance, con la posición si estamos en belly o en bote ya sea con ancla o sin ella. Lo que sí es cierto, es que definitivamente las truchas están activas, moviéndose por todos lados buscando comida y la única manera de encontrarlas es seguir lanzando.
Ahora, si los vientos ya son demasiado exagerados pues siéntese y descanse un rato.


Generalmente las truchas van de lo profundo a lo pando para buscar comida, esto significa que están mirando hacia la orilla, no importa que tan cerca o lejos estén.

Si estamos pescando desde un belly o un bote y nos parqueamos a una distancia prudente de la orilla tenemos opción de pescar distintos ángulos, de izquierda a derecha y viceversa, esto nos da la posibilidad de mostrar el perfil de la mosca a truchas que patrullan la zona litoral, las estructuras, truchas sobre las matas, en los canales, los huecos y truchas en el corte de las mismas hacia zonas más profundas

Un dato clave, si podemos lanzar la mosca lo más lejos que podamos tenemos más posibilidades de mostrarle la mosca a más truchas ya que trabajamos más agua. 

Si estamos pescando de orilla, es lo mismo. Los lances a derecha e izquierda paralelos o en diagonal a la orilla son ideales para mostrar el perfil de la mosca a posibles comensales. A veces se sorprende uno de piques en sitios muy pandos.



Una de las cosas más importantes es escoger un sitio y trabajarlo bién, lanzar bastante, abanicar la zona con la mosca y dedicarle tiempo, probar distintas profundidades, localizar huecos y canales entre las matas e incluso probar recogidas distintas si las cosas no van muy bién antes de desplazarnos a otra zona.

También es importante evitar recogidas muy erráticas, especialmente si queremos LA trucha! Entre más estable y rítmica la recogida más posibilidades, no importa la velocidad, lo corto o largo del desplazamiento, lo importante es lo estable! Un movimiento muy errático puede llamar la atención, son predadores, pero una trucha crecidita y con experiencia no se va a arriesgar a perder energía tratando de coger algo que un momento está acá, al siguiente está allá y al que no le puede predecir el siguiente paso.  Para más información sobre la pesca de truchas grandes ir a http://pescamoscas.blogspot.com/2011/09/pesca-de-trucha-en-lagos-y-lagunas.html 



Las truchas no miran hacia abajo para comer

La presentación de la mosca es vital para una buena pesca, no importa con que mosca estemos pescando, si ponemos la mosca a la profundidad ideal y la mantenemos en ella el mayor tiempo posible una trucha se puede animar. Para esto necesitamos líneas y líderes largos o cortos.


Otro dato clave, la mayor parte de lo que comen las truchas está bajo el agua y un porcentaje menor flotando sobre ella, hay más posibilidades pescando abajo que encima.

Las líneas flotantes son una dicha, el pique se ve impresionante, podemos lanzarlas más fácil y nos permiten trabajar moscas sobre matas que están muy cerca de la superficie. Si las condiciones son ideales esta es la línea a escoger sin importar el tamaño y forma de la mosca. Condiciones ideales significa, agua rizada, vientos no muy fuertes que nos mantengan la línea en una trayectoria más bien recta y que escondan las ondas que la línea produce sobre la superficie. 
Cuando no es ideal? Cuando el agua está como un espejo, la línea crea demasiada agitación, lo que no es normal y las trucha se van. 
Cuando el viento es muy fuerte y no podemos mantener la línea recta por la corriente que crean las olas - esto es parecido a un río - si la mosca no nada libre se ve poco natural, no es normal, la trucha no come.

La línea intermedia, para mí la ideal. Se mantiene debajo de la superficie, es de color claro o camuflado por lo cual poco la ven, no importa si el agua está como un espejo o con olas, mantiene la trayectoria más recta y libre y permite pescar a una profundidad con un potencial muy alto manteniendo la mosca en la zona de pique más tiempo.

La línea de profundidad, es muy buena, funciona cuando las truchas están abajo más bien inactivas y las queremos incentivar. Estas líneas vienen en distintos pesos para bajar más lento o más rápido. Personalmente prefiero las que no son muy rápidas, en especial si quiero trabajar colchones de matas para no acabar enredado muy rápido. 
Hay que tener en cuenta que estas líneas siguen su descenso así estemos recogiendo la mosca y fácilmente nos podemos pasar de la zona de pique y las truchas no miran hacia abajo para comer!

Para más información sobre los tipos de líneas  http://pescamoscas.blogspot.com/2012/04/eumorphia-et-substantia-lineas-2.html


Espero que esto nos sirva para mantener una pesca de trucha más constante en piques y capturas. 

Practiquemos el capture y suelte, mantengamos las aguas vivas. Una foto dura más tiempo!     



© Armando A. Giraldo – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos 

jueves, 27 de marzo de 2014

5 MOSCAS RECOMENDADAS PARA LAS TRUCHAS DEL NEUSA

Cinco moscas que generalmente usamos y con las que sacamos buenas truchas.
Puede que alguien diga que faltó tal mosca o tal otra o que mejor esa no y que en vez de esa una distinta...
Son solo 5 de las mejores!



NINFA DE LIBÉLULA.
Las hay de mil formas y colores, hay que usarlas! Anzuelos 6 al 4





GUAPUCHA FLY.
Imita un pez, tiene bastante movimiento, puede ser una Guapucha o un alevino de trucha, Anzuelo #4





WOOLLY BUGGER NEGRO.
Imita mil cosas, mucho movimiento! Anzuelo #4




BUNNY LEECH VERDE.

Puede ser una ninfa o un pez, no sabemos, pero a las truchas les gusta! Anzuelo #6




MARABOU MUDDLER.

Clásica! En anzuelo grande y con línea sinking esta mosca se mueve y desplaza agua sola. Anzuelo #2





RECUERDE CAPTURAR Y SOLTAR, MANTENGAMOS LAS AGUAS VIVAS!!





© Armando A. Giraldo – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos 

lunes, 3 de febrero de 2014

El Hablador PAYARA EN VIDEO

La pelea de una Payara pequeña increíblemente fuerte y rápida. Uno de nuestros peces deportivos más importantes y difíciles. 



Mantengamos las aguas vivas!





Capture y suelte!!


© Armando A. Giraldo – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos 

jueves, 9 de enero de 2014

LA VIKINGA

Pensando en una mosca grande que desplazara agua, que tuviera un perfil alto, que tuviera mucho movimiento y buen brillo, empecé a recorrer internet mirando modelos... y modelos de moscas. Finálmente encontré las que se usan en los países nórdicos para pescar lucios y me inspiré!
Había que ponerle un nombre...... La Vikinga!


En la pesca que hacemos en el Orinoco o en el Amazonas una mosca de este estilo fácilmente atrae peces grandes, Yo personalmente prefiero las más grandes que pueda lanzar con una caña 8 y por lo mismo procuro amarrarlas de manera que se vean gigantes pero que sean livianas y no chupen tanta agua.

En este caso usé un anzuelo que pocos conocen y que a mi modo de ver es perfecto para nuestras aguas, sobretodo para las Payaras. Claramente el tamaño del anzuelo ayuda bastante en el tamaño de la mosca y este Partridge absolut predator X en 6/0 que es considerablemente grande pero delgado y de gap amplio garantiza por su diseño remates muy fáciles. Los hay de 1/0 a 6/0 y son barbless!!




La receta


Anzuelo Partridge absolut predator X 6/0
Marabou
Kinky hair o similar
Lana o similar
Flashabou
Ojos (opcionales)
Colores a preferencia del que amarra



1- Ponga el anzuelo en la prensa. (Es un paso obvio pero no está demás).


2- Enrolle una pluma de marabou, estilo "palmered" un cm antes de la punta del anzuelo. Escoja una pluma larga y amárrela por la punta. Es importante ir peinándola hacia atrás.


3- Una vez asegurada la pluma, amarre unos pelos de color claro por encima. Calcule el largo que desee, en este caso unos 18 cm. Amarre también un poco de flashabou perla. Procure no usar DEMASIADOS pelos!


4- Amarre el resto de los pelos y de flash hacia atrás. No pise los pelos con el hilo, esto los aplasta, haga un cono en frente de ellos. Póngale un poco de cianoacrilato o pegante.


5- Escoja un color más oscuro de pelos, mida y átelo delante del cono que hizo previamente y por encima de los pelos más claros. Para no desperdiciar amarre primero los pelos más cortos y deje los más largos hacia adelante. Procure cubrir con los pelos el cono anterior, ayúdese con la uña.


6- Pase todos los pelos que están adelante hacia atrás y asegúrelos. En este caso si puede pisarlos. No olvide poner un poco de pegante.


7- Amarre un poco de flashabou. No exagere!


8- Vuelva a amarrar una pluma de marabou igual al paso 1.


9- Ponga otro poco de pelos de color oscuro por encima de la pluma. Recuerde medir el largo y amarrar hacia atrás los más cortos y hacia adelante los más largos.


10- Lleve los pelos hacia atrás y asegure. Otra gotica de pegante y haga un loop con el hilo, una vez asegurado lleve la bobina hacia adelante. Sujete el loop con la herramienta. No haga un loop muy largo no es necesario.


11- Corte flashabou de varios colores, en este caso dorado holográfico, dorado normal y verde. Mézclelos, dóblelos por la mitad y córtelos. Métalos dentro del loop, tencione y procure esparcirlos. No exagere la cantidad para que los pueda controlar.


12- Gire el loop para crear un "brush" o churrusco, ayúdese con una aguja para ir sacando el flash que se enreda a medida que va girando. Entre más gire más apretado queda. 


13- Enrolle todo esto en el mismo sitio, peine el flash hacia atrás a medida que avanza. La idea es que quede todo proporcionado. Asegure con el hilo.




14- Coja un poco de lana (puede ser otro material como artic fox etc). Peinela un poco, que quede larga o proporcional al tamaño de la mosca. Aplánela y átela al anzuelo. Si la aplana ella cubre el anzuelo por encima y por debajo al apretar el hilo. No exagere con este material, la lana chupa agua.


15 - Pase hacia atrás la lana que está adelante y OJO! No la pise con el hilo, haga un cono adelante que este se encarga de apretarla y dejarla en su lugar. De esta manera le queda una cabeza pequeña.


16- Cambie el color del hilo si amarró con un color distinto al de la mosca. Peine los pelos y retire el exceso. Si amarró bien la lana, la cabeza queda redonda automáticamente.


17- Pegue los ojos aunque estos son opcionales, este tipo de mosca que desplaza tanta agua no los necesita. Se ve muy bién con ellos pero son lo primero que sale a volar después de un buen pique. O asegúrelos con una capa fina de epóxico que no aplaste los pelos.




18- Mosca terminada!




  

Recuerde capturar y devolver de la mejor manera los peces. 
La idea es seguir pescando!!

© Armando A. Giraldo – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos 



















viernes, 15 de noviembre de 2013

COMPARATIVO DE TRES CAÑAS TFO # 10

Con la cantidad de personas que hoy en día mosquean, que están empezando y que están viajando a destinos de pesca con especies bastante grandes, me parece pertinente escribir este artículo rápido, comparando 3 cañas de la marca TFO en número 10. De esta manera lo hacemos en nuestro idioma y desde una perspectiva distinta a los "reviews" que leemos en internet.




Porqué solo entre TFOs? Sencillo, hoy en día con las mil y una marcas que existen de todos los precios y calidades, esta marca se destaca por calidad, durabilidad, precio, garantía y muy buen servicio al cliente. Sin mencionar que su staff de diseñadores incluye a muchos de los más famosos que alguna vez fueron diseñadores de la otras marcas.
Porqué en #10? Porque, generalmente hablamos de cañas de números menores y poco se habla de los números de caña del 10 en adelante y son muchas las personas que aún desconocen las bondades de estos números que ya no son tan pesadas como en un pasado lo fueron y sí lanzan moscas enormes, líneas pesadas y aguantan animales serios.


Las cañas a comparar son la Professional II, la TiCR X y la nueva Mangrove.

PROFESSIONAL II # 10 de 9"

Es una caña que a simple vista no parece una 10, es delgada y muy liviana, pesa 4.6 oz lo que para una caña de este número es en realidad muy poco. 
Su precio es de USD 160 un muy buen precio para un principiante o para alguien que quiera tener una caña de repuesto.

Estéticamente es muy bonita, es negra mate, con guías de cerámica agrandadas. Sistema de férulas para unir sus 4 partes. Un grip de corcho "full wells" grande y cómodo, el "reel seat" es de aluminio de color negro, con dos tuercas de aseguramiento y un "fighting butt" de corcho con la base redondeada de muy buen tamaño para aguantar unas buenas peleas sin quedar adoloridos. 

Su acción es progresiva rápida, lo que indica que carga fácilmente y ayuda a lanzar bastante línea sin mayor esfuerzo.
Lancé una línea flotante tropical en número 11, sobrecargué la caña para ver que tan bién se desempeñaba para los lances cortos y largos.
Lancé perfectamente la línea completa y pude cargarla rápidamente para lances de 2 y hasta 4 metros con muy buena precisión.

Al ser una caña tan liviana, con un "butt" (esta es la parte de grafito que le sigue al grip) delgado, la línea 11 se sentía un poco pesada, claramente cargaba la caña aun más fácil pero no lo es tanto si se usa una línea de profundidad de 400 gr que aunque se puede lanzar se siente muy pesada y deja ver que al momento de pelear un animal de talla grande tiene poco poder de levante o "lifting power", esencial para poder parar, darle vuelta a la cabeza de un pez para desorientarlo y definitivamente la podemos llevar al límite fácilmente si tenemos que pelear un pez que se fue profundo y tenemos que pelearlo verticalmente.

En conclusión es una caña buena que por el precio es aun mejor, pero no es la caña que queremos si tenemos que parar animales de más de 40 libras con absoluta confianza.



TiCR X #10 de 9"

 A simple vista se ve que es una caña fuerte, de trabajo pesado. Tiene un "butt" grueso lo que le da mucha firmeza y buena columna vertebral. Pesa 5.9 oz lo cual no es excesivo aunque puede ser agotador si pescamos a ciegas lanzando a distintas partes durante todo el día.
Su precio es de USD 250 que sigue siendo un muy buen precio para una caña de esta calidad si la comparamos con otras marcas.

Su estética llama la atención, es azul con guías de cerámica agrandadas, sistema de férulas para conectar sus 4 partes. Grip de corcho "full wells" grande y cómodo, el "reel seat" o base para el carrete es de aluminio color titanio, con dos tuercas de aseguramiento labradas que soportan el carrete firmemente y un "fighting butt" de corcho rematado en espuma microporo negra bastante grande para apoyarnos en peleas largas.

Su acción es rápida, lo que quiere decir que para cargarla necesitamos acelerar aun más antes de parar la caña para poder cargarla bién y lanzar la línea tranquilamente.
Lanzamos la misma línea 11, a diferencia de la Professional II, la línea se sentía perfecta, con mucha facilidad se lanza toda, los lances largos son sencillos de hacer, los cortos necesitan cargar la caña aun más para poder hacerlos mejor, un buen "haul" ayuda bastante para realizarlos. Se sacrifica un poco la exactitud de los lances, aunque no es nada exagerado o inmanejable.

Esta caña maneja perfectamente una línea de profundidad de 400 gr, la carga aun mejor y da toda la confianza necesaria tanto para manejar moscas pesadas como para pelear animales grandes que realmente necesiten ser peleados con fuerza, como dicen, "down and dirty"! 

En conclusión es un tractor de trabajo, muy confiable para animales de hasta 100 libras y a un muy buen precio.



MANGROVE #10 de 9"

Estéticamente no me llamó mucho la atención al principio, no es que sea fea, pero su color café rojizo no me emocionó. A simple vista se ve distinta a las dos anteriores, las guías son más pequeñas aunque el diámetro interno es igual de grande, no son de cerámica y son resistentes a golpes y demás, lo que en TFO llaman "tactical guides" o guias tácticas... Es una caña que se ve fuerte aunque a simple vista menos que la TiCR X. Pesa 4.5 oz, incluso menos que la Professional II y aquí le empieza a uno a llamar la atención.
Su precio es de USD 250, igual que la TiCr X.

Su "butt" es grueso, característica esencial de una caña con buena capacidad de levantar peso, al tenerla en la mano se siente muy cómoda, el grip de corcho es "full wells" pero es más pequeño y delgado que el de las dos anteriores, lo cual a mi manera de ver es suprémamente cómodo y ergonómico, el "reel seat" es de aluminio, color titanio con dos tuercas de aseguramiento, muy firme para el carrete. El "fighting butt" es más pequeño que el de las otras, es de corcho y si bien no es incomodo a mi personalmente me gusta que tenga mejor apoyo.

El lance con la linea 11 me gustó muchísimo, no es una caña rápida, es un progresivo muy rápido. Me explico, entre la Professional II y la TiCr X hay una diferencia muy marcada en la acción, en la Mangrove esa diferencia está más cercana a la acción de la TiCr X pero la facilidad de cargarla y de lanzar la línea es impresionante. Es una caña que facilita el lance, tanto largo como corto, la totalidad de la línea se lanza muy fácilmente y lo que es mejor con precisión. Los lances cortos no son complicados para nada y la pone uno donde la quiere.
Las líneas de profundidad de 400 gr se manejan muy bién, quizas se sienta un poco más el peso en comparación con la TiCr X pero no es nada que distraiga o que amerite un mayor esfuerzo para lanzar.

Es una caña con muy buena columna vertebral, que permite lanzar el día entero sin mayores fatigas y que a la hora de pelear un buen pescado y evitar que llegue a las paleras, o volteándole la cabeza o subiéndolo desde lo profundo trabaja con absoluta solidez.

En conclusión y muy a pesar de lo escéptico que estaba por los distintos reviews que había leído, una vez la empecé a lanzar fue total amor, es una caña fuerte, muy liviana que permite pelear peces de más de 60 libras con total confianza. Palabras más palabras menos es una caña sabrosa. Un absoluto recomendado. 



© Armando A. Giraldo – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos 

miércoles, 22 de mayo de 2013

PAYARA ON THE FLY


Strangely the Payara (Hydrolycus Armatus, H. Scomberoides,) is a fish that has been pursued more with Rapalas, plugs and other artificial lures than with flies. If we compare the number of people who have flyfished for them with success with the number of people who have fished for them on spinning or casting, we might think this fish won’t fall that much for a lure made out of  feathers and artificial hairs. The truth is it attracts their attention pretty much! It’s just a task that hasn’t been entirely done.




The Payara is an agressive fish that attacks the fly with amazing strength and speed, it jumps and runs with extremely violent and spectacular displays of power. A fish that stands out above all others by it's physical characteristics, a silvered fusiform body that denotes strength, a wide tail which transalates into speed and power, and above all, large jaws with the most impressive fangs you could ever see which are the main characteristic of the species.
 They can reach a weight of 40+ pounds, though fish between 15 and 25 pounds are the most common.
They are obvious carnivores, their toothy jaws with pointy teeth of about an inch in length and two tusks of up to 3 inches long confirms it. In it's evolution they developed the ability to change forever their teeth whenever they crash them when they attack armored fish such as catfish species (Silurids) or some plecos fish (Loricarids). They will also attack turtles and birds!



They inhabit all the tributaries of the Colombian Orinoco and Amazon basins, prey on each and every fish around. Never uncommon to see schools of prey fish breaking the surface jumping all over the place while escaping an attack.





How can we find them and catch them

Banks: At the end of the rainy season, flooded savannahs begin to drain down creating waterfalls into the river carrying out large amounts of food into it concentrating all kinds of fish. The waters which have not yet fully clarified promote some pretty aggressive hunts. If you can see your hand at about 16 inches deep, then the conditions to work this area are given.
Find water 3 feet to 10 feet deep with medium to fast currents, work the fly along structures such as rocks, logs and dark holes in the bank.
If you see no activity but you see that rocks in the bank walls are wet then you better start working, this means they are around and have being shacking some water and prey.





In mouths of creeks, rivers and lagoons: remember that everything draining out favors them. Most mouths of streams and creeks offer good fishing as far as it goes into the dry season. The lagoon mouths are very good at the beginning of the season because of the amount of water they supply to the river before drying out. This places concentrate Payara schools that generally won’t exceed the 8 pound range (fun size!) although it is not uncommon to find specimens of larger size.




Deep pools: Payaras generally move into deeper water as temperature rises during the day, they will return to the shallows as the temperature lowers in the afternoon and night. Fishing changes here, you must get your fly down, most pools are 10 to 30 feet deep. You might want to work the column efficiently by trying different depths, bigger ones usually stay down. 





Strong currents, their anatomy allows them to hunt in such waters, this are the most difficult waters to fish, they will stay down with their bellies on the gravel to save energy and will rise up to swallow any fish compromised by the current. Mending your line with heavy flies will entice them to strike, but it will be hard to get that hook in their bony mouth as the slacks in the line sometimes won’t let you strike immediately.



Whenever you see them reluctant to take the fly while returning to the depths in their characteristic arch movement, change your flies and strip faster. Try the exact opposite of what you are using, for example if it’s a medium sized fly in dark colors, tie a larger one with lots of flash in lighter colors, change your stripping! Usually working the fly faster will do the trick.
A full moon allows us to catch them late into the night with a floating or an intermediate line. Lower temps will pull them up to hunt the river banks and any other structures as their visibility increases with the moon light. Moving water flies such as Dahlberg divers or Reducers are a clever choice.




THE TACKLE

Rods and reels

8 to 10 weight  fast action rods are recommended. Big flies are needed for this fish, so the rod of your preference will depend on your casting skills. A quality reel with a smooth drag, capable of holding at least 150 yds of backing will complete your set up. Gloves or stripping finger protection is always a wise choice, heat will dry the line and fingers and fast runs of the fish or even stripping can easily cut through your skin.





Lines

Due to the environment, tropical lines are a must!
Different conditions will be present during a fishing trip for payaras, you might find them along   drop-offs in the beaches, cruising flats, along steep banks, in fast running waters or deep pools. RIO tropical lines make choices an easy thing for such varied scenarios.                           
 Tropical Outbound short lines in floating and floating/intermediate tips will cover all ranges of “shallow” depths. Very long casts are easy to make whenever the situation calls for it, handling wind resistant flies with accuracy is never an issue.
When fishing strong currents, cut banks and deep pools, best choice is RIO’s Deep Sea Leviathan 26 ft sink tips in 300 to 400 grain weights. The powerful front tapers allow large and weighted flies to be casted with ease. The strong cores will resist the harsh conditions you will find in this waters, plus the tropical coating will prevent lines from wilting and tangling in the heat

Leaders


Payaras are not leader shy. Whether you tie your own or purchase pre-tied leaders RIO has some nice products.  A shock tippet, due to the toothy mouth of this fish is a must. RIO’s Toothy Critter leaders with nylon coated wire shocks in 15 lbs to 30 lbs will do the job. If you like to tie your own, RIO’s Hard Alloy SW mono and RIO’s Powerflex Wire Bite Tippet are the best choice to customize the length and strength of your leaders.                                                                 
As a rule of thumb, 6 to 7.5 ft leaders for floating and intermediate lines will help you cast and work the fly efficiently. 3 to 5 ft leaders for sink tip lines will help you get the fly deep faster.



Flies

There is just one way to go, BIG, or even HUGE! Several patterns tied on short shank or long shank 3/0 to 5/0 hooks will work as long as they are large and feature a big profile. Bait fish patterns in white/chartreuse, white/blue, white/black, red/yellow, black/purple, black/brown colors with lots of flash are always a good choice. Deceivers, Reducers, Beadles billfish flies, EP big eyes, Mega mushies etc, are all effective for payara. Large Clouser minnows, Half n´ Halfs and Whistlers will be useful as well. 
                          

Light wire yet strong hooks are highly recommended to improve penetration as payara mouths are hard and bony making hook ups tricky. It´s also never unusual to have a strike and see the fish jumping for several seconds before it opens its mouth only to see the fly floating away in the air just because it was tangled in its large teeth, this is when tarpon talk comes in –  “Oh man I jumped 6 payaras and landed 2….!!”  
There is no need for tandem hook flies, experience has shown that even short shank hooks provide solid hook-ups as payara attack their prey in the forward portion of the body. They will stab first and then they will swallow.
Don’t forget poppers, as they are so useful and a lot of fun to see whenever there is surface action. Early in the morning, late in the afternoon or even in full moon nights working poppers on a tropical Outbound line will make them crazy! Make sure you have plenty of poppers, those teeth are never forgiving.






TIPS

- Setting the hook in this fish mouth is tricky so there should be no finesse, a strong, repeated strip strike, just as it’s done in tarpon fishing will improve your chances. After that, be prepared to clear your line as it gets to the reel. Fast runs, jumps and even tail walking will keep you busy for a while.

- Always keep a tight line and be prepared for sudden movements, they will sometimes charge towards you, reel in! They’ll turn around, jump and run again.

-Turn their heads!! Don’t be afraid to apply high amounts of pressure to the fish, even in fast currents. That will reduce the fight time and improve the chances for a fast and safe release.

- It’s wise to use a net or a fish cradle to handle them, if you don’t have one, this fish provides a firm grip at their tails just like salmon do keeping their head away from you. Avoid rising them from the tail, their organs will suffer bad injuries, it is best if you handle them in the water.

- Watch out for those teeth while removing the fly, you’ll probably realize that as you look into it though. Hold the fish firmly and use your pliers.

- Barbless hooks will make it easier to release the fish fast and keep you safe. It’s impossible  to resist taking pictures of this fish and such fangs, just hold them horizontally to take the pic, keep them in the water in between shots.

- Swish it back and forth in the water before releasing, make sure it’s ready and let go! 


CATCH N' RELEASE
LET'S KEEP THE WATERS ALIVE!!


© Armando A. Giraldo – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos